top of page
Clase de Yoga - perro boca abajo

Yoga

Mejora la ansiedad y la depresión

Un estudio estadounidenses afirma que la práctica del yoga, entre otras terapias alternativas, puede contribuir a reducir los ataques de ansiedad. 

Contribuye a aliviar dolores crónicos y posturales.

Con una práctica bien adaptada, el yoga es muy efectivo para paliar la mayoría de los dolores crónicos como el dolor de cuello, la artritis reumatoide, dolor de rodillas, lumbalgia, dolor de espalda crónico, ciática o fibromialgia, entre otros. 

Hace que duermas mejor

Con la práctica de yoga relajas los músculos y utilizas técnicas de respiración para entrar en un estado de tranquilidad, liberando el estrés y preparándote para el sueño.

 

Enseña a respirar no solo correctamente sino conscientemente

La respiración yóguica, también denominada como abdominal o diafragmática –en la inspiración se inicia en el abdomen para continuar en la zona intercostal y terminar en la clavícula, y en la espiración sigue el recorrido a la inversa–, incrementa la oxigenación de las células.

Aumenta la flexibilidad

A pesar de que al principio las posturas parezcan propias de un contorsionista, a medida que se avanza en su práctica, el yoga contribuye a potenciar la flexibilidad muscular.

Fortalece huesos y músculos

 

¡Y sin agujetas! Si se realiza de manera progresiva y adaptada, el yoga evita que el ácido láctico se acumule en el cuerpo, además de reforzar los huesos evitando la pérdida de masa ósea y potenciar la flexibilidad de las articulaciones.

Contacto

​¿Te gusta lo que ves? Contáctanos para saber más.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page